Artículos Relacionados

To read this article in English, click here.

 

Qué es la cirugía de ruptura del tendón de Aquiles?

El objetivo de la cirugía de ruptura del tendón de Aquiles es volver a conectar los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón para restaurar la fuerza de empuje. Recuperar la función del tendón de Aquiles después de una lesión es fundamental para caminar.

Diagnóstico Ruptura del tendón de Aquiles

Entre las personas más adecuadas para la reparación quirúrgica de una rotura (desgarro) aguda o crónica del tendón de Aquiles se encuentran las personas sanas y activas que desean volver a actividades como trotar, andar en bicicleta u otros deportes. Incluso aquellos que son menos activos pueden ser candidatos para la reparación quirúrgica. El tratamiento no quirúrgico también puede ser una opción. Debe discutir la decisión de someterse a una cirugía con su cirujano ortopédico de pie y tobillo.

No debe someterse a esta cirugía si tiene una infección activa o piel enferma en o alrededor del sitio de la ruptura del tendón de Aquiles, o si no está lo suficientemente sano como para someterse a una cirugía. Otras preocupaciones incluyen diabetes, tabaquismo, estilo de vida sedentario, uso de esteroides e incapacidad para seguir las instrucciones posoperatorias. Cualquier problema de salud debe discutirse con su cirujano ortopédico de pie y tobillo.

Achilles Tendon Rupture

Tratamiento

La cirugía para una rotura aguda o crónica del tendón de Aquiles generalmente se realiza de forma ambulatoria. Esto significa que se someterá a una cirugía y se irá a casa el mismo día. Se coloca un anestésico en la pierna alrededor de los nervios para ayudar a disminuir el dolor después de la cirugía. A esto se le llama bloqueo nervioso. Luego lo dormirán y lo colocarán en una posición que le dé al cirujano acceso al tendón roto. La reparación de una rotura aguda suele tardar entre 30 minutos y una hora. La reparación de una rotura crónica puede llevar más tiempo dependiendo de los pasos necesarios para reparar el tendón.

Hay varias formas de reparar una rotura del tendón de Aquiles. El método más común es una reparación abierta. Esto comienza con su cirujano haciendo una incisión en la parte posterior de la parte inferior de la pierna, comenzando justo por encima del hueso del talón. Una vez que el cirujano encuentra los dos extremos del tendón roto, los cose con suturas y cierra la incisión.

En otro método de reparación, su cirujano hace una pequeña incisión en la parte posterior de la parte inferior de la pierna en el sitio de la ruptura. Su cirujano pasará una serie de agujas con suturas unidas a través de la piel y el tendón de Aquiles y luego las sacará a través de la pequeña incisión. Luego atarán las suturas juntas.

Hable con su cirujano ortopédico de pie y tobillo para determinar la mejor técnica quirúrgica para su ruptura de Aquiles.

Recuperación

Después de la cirugía, se le colocará una férula o un yeso desde los dedos de los pies hasta justo debajo de la rodilla. Por lo general, no se le permitirá caminar ni poner peso sobre la pierna afectada. Puede usar muletas, un andador, un patinete de rodilla o una silla de ruedas para moverse. Mantener la pierna operada elevada por encima del nivel del corazón ayudará a disminuir la hinchazón y el dolor. Si se le ha administrado un bloqueo nervioso, puede esperar que la sensación de entumecimiento dure de 8 a 24 horas.

Por lo general, los pacientes se ven en el consultorio dos semanas después de la cirugía. Se retira la férula o yeso y se evalúa la incisión quirúrgica. Los puntos generalmente se quitan en este momento si es necesario quitarlos. De 2 a 6 semanas, el protocolo posoperatorio varía según la preferencia del cirujano. Es posible que se le permita comenzar a soportar peso con una bota para caminar. El movimiento del tobillo a menudo se permite y se alienta. A veces se usa un yeso en lugar de una bota.

A las seis semanas, por lo general, a los pacientes se les permite levantar todo el peso del yeso o de la bota. Puede comenzar con fisioterapia para restaurar la amplitud de movimiento del tobillo. Su cirujano permitirá gradualmente el ejercicio de fortalecimiento para los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles a medida que cicatriza el tendón. Por lo general, los pacientes pueden volver a la actividad completa a los seis meses, pero puede pasar más de un año antes de que se recuperen por completo.

Riesgos y complicaciones

Todas las cirugías conllevan posibles complicaciones, incluidos los riesgos asociados con la anestesia, infección, daño a los nervios y vasos sanguíneos y hemorragias o coágulos de sangre.

Las posibles complicaciones específicas de la cirugía del tendón de Aquiles incluyen infección de la herida y retraso en la cicatrización de la herida. También puede ocurrir una nueva ruptura. Puede haber cicatrices en el tendón o engrosamiento de la cicatriz quirúrgica. Un nervio que da sensación a la parte exterior del pie se puede estirar o lesionar durante la cirugía, lo que puede provocar entumecimiento o ardor. .

¿Cuál es la probabilidad de éxito de la cirugía de rotura del tendón de Aquiles?

La reparación quirúrgica de una rotura aguda suele funcionar bien. Es importante comprender que incluso después de una reparación quirúrgica exitosa, la fuerza máxima de la pierna probablemente será menor que antes de la lesión.

¿Cuál es el riesgo de una nueva rotura del tendón?

El riesgo de una nueva rotura después de la reparación quirúrgica es inferior al 5%. Si se produce una nueva rotura, el tendón puede repararse de nuevo, ya sea directamente o con otras técnicas que utilizan otros tejidos y materiales para reforzar la reparación. La cirugía de revisión es siempre más compleja que la cirugía original.

 

Artículo original de Mason Florence, MD (Ingles)
Revisado por Scott Nemec, DO; Jason Tartaglione, MD; Wen Chao, MD (Ingles)

The American Orthopaedic Foot & Ankle Society (AOFAS) offers information on this site as an educational service. The content of FootCareMD, including text, images, and graphics, is for informational purposes only. The content is not intended to substitute for professional medical advice, diagnoses or treatments. If you need medical advice, use the "Find a Surgeon" search to locate a foot and ankle orthopaedic surgeon in your area.